Recepción digna e indigna de la comunión

en "Amoris Laetitia- El amor en la familia”
Papa Francisco (2016)

 

186. …  Quien se acerca al Cuerpo y a la Sangre de Cristo no puede al mismo tiempo ofender este mismo Cuerpo provocando escandalosas divisiones y discriminaciones entre sus miembros.
Se trata, pues, de «discernir» el Cuerpo del Señor, de reconocerlo
con fe y caridad, tanto en los signos sacramentales como en la comunidad,
de otro modo, se come y se bebe la propia condenación (1 Co 11,29).

Este texto bíblico es una seria advertencia para las familias que se encierran en su propia comodidad y se aíslan, pero más particularmente para las familias que permanecen indiferentes ante el sufrimiento de las familias pobres y más necesitadas.

 La celebración eucarística se convierte así en un constante llamado para «que cada cual se examine» (v. 28) en orden a abrir las puertas de la propia familia a una mayor comunión con los descartables de la sociedad, y, entonces sí, recibir el Sacramento del amor eucarístico que nos hace un sólo cuerpo.

No hay que olvidar que «la “mística” del Sacramento tiene un carácter social».

Cuando quienes comulgan se resisten a dejarse impulsar en un compromiso con los pobres y sufrientes, o consienten distintas formas de división, de desprecio y de inequidad, la Eucaristía es recibida indignamente.

En cambio, las familias que se alimentan de la Eucaristía con adecuada disposición refuerzan su deseo de fraternidad, su sentido social y su compromiso con los necesitados.

 

 

Formato M.Hanglberger (www.hanglberger-manfred.de)

 

 

>>> Al documento "Amoris Laetitia"

 

>>> Otros textos en Español

 

HOME

 

>>> Texte zum Verständnis der Eucharistie – und Gebetsvorschläge

>>> „Den falschen Partner geheiratet?“ Unbewusste Ursachen und Hilfen für Partnerkonflikte (Von M.Hanglberger)
>>>  Segen bei der Hochzeit
>>>  Therapeutische Eigenverantwortung
>>> Wenn Liebe Leiden schafft

>>> Die Seele des Kindes